The Brew. 2010.02.20 @ La Cueva del Jazz

The Brew cayeron ayer cual bomba de neutrones sobre la rivera del Duero. Me presenté a ciegas, sin referencia alguna sobre la banda o su capacidad, pero un vistazo al equipo desplegado sobre el escenario me dio las primeras pistas: esto huele grande. Dos segundos después de que salten al escenario se confirma: K.O técnico de toda la concurrencia tras los primeros acordes, el auténtico supersonido de los setenta estallando en nuestras jetas en todo su glorioso esplendor. Una base rítmica tremenda formada por padre e hijo, un estratosférico e hiperactivo guitarrista poseído por el espíritu de Hendrix, Trower, Page, Derringer y Vaughan, invocados todos ellos en esta ceremonia de pagano riffarama a mayor gloria de tiempos pasados, pero en absoluto nostálgica. Esa es, quizás, la gran baza de The Brew junto a la juventud de sus miembros: escapar del corsé del revisionismo y apostar por una cierta actualización de los parámetros en que se mueven, sin romper ninguna de las reglas del género pero evitando caer en lo derivativo o clónico. El motivo probablemente sean las miles de horas de vuelo que demuestran, y lo bien asimiladas que están las influencias.

La anonadante pericia de Jason Barwick a las seis cuerdas mesmeriza, pero no hay que engañarse: la banda es una unidad compacta que no sería lo mismo sin la pegada de Kurtis Smith, enarbolando orgulloso el estandarte Bonham (para lo bueno y lo malo), y la experiencia de su padre Tim, curtido veterano que aporta el grado y la experiencia con la que dar dirección a todo este talento en bruto. Abundando en su último trabajo, A Million Dead Stars (Jazzhaus, 2010) y tirando de versiones selectas para solaz del respetable (si llegan a atacar Machine Gun completo me degüellan) se fueron hasta las dos horas de concierto, con la casa patas arriba y unos bises largos y entregados. Tanto, que final nadie quería irse a casa, ni nosotros ni la banda. Encantados de haberles conocido.

Aprovecha cualquiera de las catorce fechas de su gira por el estado para darte un festín. Que de este tipo no abunda, riffhead.

8 de febrero de 2010: Madrid, Caravan
19 de febrero de 2010: Badajoz, Mercantil
20 de febrero de 2010: Zamora, La Cueva Del Jazz
22 de febrero de 2010: Ponferrada (León), Sala Tararí
23 de febrero de 2010: Ponferrada (León), Sala Tararí
24 de febrero de 2010: Liérganes (Santander), Los Picos
25 de febrero de 2010: Gijón, Cafe Rock Dompedro
26 de febrero de 2010: Vitoria-Gasteiz, Jimmy Jazz
27 de febrero de 2010: Terrassa (Barcelona), Faktoria D’Arts
28 de febrero de 2010: Reus (Tarragona), Racó de La Palma
3 de marzo de 2010: Villareal (Castellón), Japan Rock Club
4 de marzo de 2010: Meliana (Valencia), Durango Club
5 de marzo de 2010: Zaragoza, Teatro de La Estación
6 de marzo de 2010: Salt (Girona), La Mirona

¿Qué sonaba? Robert Johnson ~ King Of The Delta Blues Singers (Columbia, 1966)
Puedes escuchar este disco en SPOTIFY

6 comentarios:

Sr. Mondongo dijo...

Gran crítica priiimooo, si parece que estuve allí y todo!. Ah, vale, que es que estuve... :)
A pesar de que sigo diciendo que les faltan temas, lo que tienen les basta para ofrecer un espectáculo de mucho nivel.
Que vengan muchas más y nosotros que lo veamos.

Abrazos

Mondongo

Mr. Gibson dijo...

Otra que me pierdo, ¡mecachis en el curro!

kimono dijo...

pues mira que bien que lo hayais pasado en grande porque yo ya tenía el lazo hechado al concierto, así ya no me lo tengo que pensar.
Y el sábado 6 de marzo vienen The Blow al cocodrilo, así que si te animas.......

Lobo Eléctrico dijo...

Pues fue muy gorda, Gibs, pero la temporada de conciertos viene cargadita y el próximo viernes tenemos cita con los Surfin' Lungs en pucela, así que no me sean gandules :-)

Mr. Gibson dijo...

Pues tampoco puedo, me coincide siempre noche de curro con noche de concierto.
No sé si habrá por ahí alguna mano negra en mi contra.

Lobo Eléctrico dijo...

Mano negra, mano negra, eh, eh! En un post reciente los tienes, aunque estos siempre fueron a nuestro favor