El parietal

Cuando los rusos cayeron sobre moscú en 1945, Hitler estaba en el cénit de su deterior mental. Renunció a huir de Berlin y se suicidó a punta de pistola, junto a su amante Eva Braun, en el Führerbunker, excavado a quince metros de profundidad bajo un Kanzleramt sobre el que llovían las bombas. Su ayudante, Ott Günsche, incineró los cadáveres para evitar que cayeran en manos de los soviéticos, pero el fuego no impidió que estos se apoderaran de los restos de Adolfito y se llevaran parte a al Museo de Moscú como trofeo de guerra. Así parecía concluir la historia del maldito bigotes: con los sesos desparramados sobre un sofá, carbonizado, enterrado durante varios lustros, exhumado y exhibido para deleite de las masas moscovitas.

Esa era
hasta ahora la versión oficial (resumida), pero hete aquí que la ya de por sí oscura figura del bigotín añade un nuevo capítulo a las extrañas circunstancias que rodearon... bueno, todo lo relacionado con el Tercer Reich, la verdad. Recientes investigaciones del arqueólogo Nick Bellantoni junto a un equipo de médicos forenses desvelan que el polémico parietal coronado por agujero de bala pertenece a una mujer de entre 20 y 40 años. Así lo indican los restos de ADN y la morfología de la pieza ósea. ¿Conclusión? Las teorías de la conspiración ven salir el sol y encuentran un nuevo argumento con el que apoyar la tésis de que el Führer no murió en aquel 30 de Abril de 1945, sino que pudo haber escapado sudamérica para fallecer allí a mediados de los sesenta, e incluso que está vivo y coleando en algún punto de la geografía española. Y es que el Levante español tiene muchos atractivos para antiguos Nazis convertidos en "respetables viejecitos".

Por mi parte, y como siempre he hecho, seguiré escrutando a todo individuo bajito, bigotudo, de mirada intensa y pelo grasiento que me cruce por la calle... y creyendo en aquello de "Nazis Raus!"

¿Qué sonaba? V.A. Acid: Can You Jack? Chicago Acid And Experimental House 1985-1995 (Soul Jazz Records, 2005)

2 comentarios:

Mr. Gibson dijo...

Yo había oído que se había marchado a Argentina. De todas formas por nuestro país pasaron y seguramente se quedaron unos cuantos de sus secuaces.

kimono dijo...

Uff, con eso del bigotillo me he quedado pensativa. No se habrá sometido a una operación de rejuvenecimiento (corporal que no mental) y será Ansar?