Epiléptico: Las Ascensión del Gran Mal | David B.

Serpientes negras hacen presa en el joven Jean Christophe, su cuerpo se contorsiona como si hubiera recibido el impactro de un rayo. Su hermano David le observa petrificado durante unos segundos antes de salir corriendo en busca de sus padres. Sin saber qué hacer o cómo reaccionar, la familia presencia impotente el espectáculo hasta que la crisis se mitiga y Jean Christophe recupera el control. Su mirada es confusa, se encuentra desorientado, no sabe qué ha pasado. Es la primera vez que sufre la mordedura de El Gran Mal. La epilepsia ha entrado en las vidas de los Beuchard. Es el inicio de tres décadas de incertidumbre y peregrinaje, tratamientos experimentales y medicina tradicional, médicos y curanderos, rebeldía adolescente y comunas macrobióticas, novela fantástica y tarot, arquetipos, imaginación hiperactiva, derrotismo, magos, electroshocks,  nazismo, píldoras, dibujo, dibujo, dibujo... y epilepsia, un Atlas que consume a quienes tratan de superar su cumbre afilada cumbre.

Enorme tanto en sus planteamientos como en su forma, Epiléptico es trabajo descomunal publicado originalmente por entregas entre 1996-2003 y recopilado por Sinsentido un sólo volumen. Tan ambicioso que, a decir de algunos, peca de excesivo. No para aquellos sin miedo al texto, para los buscadores de relatos densos que funcionan en múltiples niveles. Densa, barroca, caracterizada por mesméricas viñetas dominadas por el negro y una narración realista, inmisericorde con los protagonistas. Sin ambages: emoción pura y dura. El trabajo introspectivo, casi psicoanalítico del que surge alcanza el amor y la ternura, pero también la repulsión y el rechazo hacia el pequeño epiléptico, hacia su mal, una dolencia que extiende sus tentáculos invisibles hacia David y los Beuchard, convirtiéndolos en seres introspectivos y errantes, mendigos de salvación sometidos a la mecánica de los doctores, los abusos de los charlatanes, la desaprobación de la social. Tan imaginativa y multiforme como la mente de un niño que observa maravillado, sobrecogido, sobrepasado por los acontecimientos que le rodean, Epiléptico es una gran novela (autobio)gráfica.

Epiléptico: La Ascensión del Gran Mal ha sido editado en España por Ediciones Sin Sentido

Puedes escuchar este disco en SPOTIFY

4 comentarios:

kimono dijo...

Sabes de si las ilustraciones son de son del mismo que hizo el Persépilis de Satrappi? Se parecen un montón. Suertón de tener esas bibliotecas...

Lobo Eléctrico dijo...

No, son de David B. que escribe y dibuja, lo mismo que hizo Satrappi para Persépolis. Y cuentan en los mentideros de internet que fue David B. fue quien la introdujo en el cómic y la animó a contar su historia con una novela gráfica, quizás vengan de ahí los parecidos.

Los de Torrente Ballester ultimamente me tienen bobo con tanto cómic guapo, he recuperado esta vieja afición perdida y creo que se nota ;-) Lo próximo: Berlin de Jason Lutes, y tu amado Stitches

kimono dijo...

Stiches ... hardcore. ¿Qué hacemos con nuestros hijos ? Que dura, que hermosa historia/vida

Verdadera dijo...

Cuanto se aprende leyendo tu blog :D