Fantástico Sr. Fox (Wes Anderson, 2010)

|Sonaba Danger Mouse And Daniele Luppi ~ Rome (EMI, 2011) Escúchalo en SPOTIFY|

El Sr. Fox decidió hace tiempo abandonar la profesión de ladrón de aves para dedicarse a cuidar de su familia. Ahora, escribe una columna en la gaceta local semanal que casi nadie lee, vive en una madriguera convencional y se siente pobre. Pero al mudarse a un árbol con vistas a las granjas de los tres mayores criadores de aves de la zona, los malvados Bean, Beaver y Bunce, comienza a trazar un plan para perpetrar un último golpe maestro que desatará la furia de los granjeros, sumergiendo a la familia Fox y al resto de animales del bosque en una vorágine de tiroteos, huídas, robos, incendios, excavaciones y situaciones delirantes que les llevará a reencontrarse con su naturaleza primordial, perdiendo alguna que otra cola por el camino.

Deliciosa. Personajes, diálogo, guión, diseño de producción... todo encaja en Fantástico Mr. Fox, quizás la obra más humana y comunicativa de Wes Anderson. Sin las neuras de Los Fabulosos Tennenbaums o el ritmo glaciar de The Life Aquatic, las peripecias de Foxy se desarrollan en un primoroso Stop Motion, desbordante de imaginación y dinámica, que sólo es el medio para un fin. Emotiva sin resultar ñoña, desternillante sin caer en el infantilismo, logra transformar a estos personajes de trapo en entidades vivas a través de las cuales expresar una enorme pasión por la vida como celebración consciente de todos los instantes y seres que la constituyen, desembocando en una fábula animal de ingente contenido emocional y filosófico, en una película imaginativa, profunda, divertida, conmovedora, salvaje. Por su supervivencia: la de Anderson y sus criaturas, la de nuestra verdadera naturaleza. Sombrerazo, Mr. Fox.

1 comentario:

kimono dijo...

Gracias por ese regalo. No podemos luchar contra nuestra naturaleza, el zorro es zorro y la zorra, zorra es.